De Pueblo en Pueblo

Visita México
Inicio » Tlaxcala » Atlangatepec
Atlangatepec, Tlaxcala

Atlangatepec

Ciudades Cercanas

  • Ningun negocio disponible.
  • Ningun negocio disponible.
  • Ningun negocio disponible.

Historia

El norte central y el extremo noroeste de Tlaxcala fueron los últimos sitios ocupados por grupos humanos sedentarios. Ello ocurrió por el año 100 a.c., cuando núcleos humanos procedentes del Golfo Central o de Cantona, situado en la cuenca de Puebla, se establecen en las regiones citadas. Los nuevos pobladores fundaron 25 asentamientos, correspondiendo 7 a la región de Tlaxco y 18 a la de Calpulalpan, más una pequeña porción del estado de Hidalgo. Es probable que alguna villa o aldea de los 25 asentamientos se haya situado en terrenos del actual municipio de Atlangatepec, pues de otra manera no se explicaría que entre los años 100 y 650 d.c., se desarrollaran los pueblos de Los Cerritos y Los Coecillos, como parte del corredor comercial teotihuacano que estableció la metrópoli en terrenos de Tlaxcala. La producción en cerámica teotihuacana de Atlangatepec, consistió básicamente en: cajetes con paredes y bases convexas; cajetes y platos de base plana y paredes convexas; tecomates; ollas, floreros, así como vajilla miniatura. La técnica usada para la decoración fue a base de excavaciones o de pintura, representando elementos geométricos y ciertos rasgos simbólicos. La gran experiencia comercial de Los Cerritos y Los Coecillos sería reivindicada siglos más tarde, por la cabecera municipal, convirtiendo a Atlangatepec en un emporio comercial durante la Colonia, para decaer nuevamente en los años postreros de la Reforma, cuando el trazo y construcción de la vía del ferrocarril la dejan al margen, propiciando su ruina. No se sabe que sucedió con los asentamientos de Los Cerritos y de Los Coesillos. Es probable que al cerrarse el corredor teotihuacano hubiesen quedado aislados, incorporándose al complejo Acopinalco. Los inmigrantes otomíes fundan los señoríos de Atlangatepec, Tliliohquitepec, Hueyotlipan y Tecoac. El códice de Huamantla, documento fundamental para comprender la inmigración de los otomíes a Tlaxcala, situó el asentamiento de Atlangatepec donde actualmente se localiza el pueblo del mismo nombre. Lo que indica que esta población prehispánica ha permanecido en el mismo lugar, desde su fundación hasta nuestros días. Los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia que han explorado el área, señalan que en Atlangatepec como en otros pueblos de la zona norte de Tlaxcala, se desarrolló la cultura Tlaxco. La cultura Tlaxco asentada en Atlangatepec, como otros señoríos de ascendencia otomí, acusa una fuerte influencia mixteca, pues según la tradición, el origen de ésta etnia se encontraba en una cueva ubicada en lo que hoy es el estado de Hidalgo. En algunas obras de los cronistas, se cita a Atlangatepec como señorío independiente de México-Tenochtitlán, pero que mantiene buenas relaciones con los señoríos de la República de Tlaxcala. A la llegada de los españoles, Atlangatepec parece ser un señorío con cierto grado de independencia de los señoríos tlaxcaltecas. Es muy probable que también sirviera como puesto fronterizo, pues en sus inmediaciones se llevaban a cabo combates entre la Triple Alianza del Valle de México y los señoríos de Tlaxcala, Huejotzingo y Cholula, además de Tliliuhquitepec, un señorío otomí ya desaparecido, cuyos guerreros por su destreza y valentía eran apreciados para los sacrificios en el templo mayor de Tenochtitlán. Como dato interesante para el señorío de Texcoco y desde luego para Atlangatepec, las crónicas recuerdan que esta última dio asilo al niño que años más tarde se convertiría en señor de Texcoco, Netzahualcoyotl, uno de los poetas más recordados de la antigüedad mexicana. La vieja laguna de Atlangatepec y los vigilantes cerros de Tezoyo y Tliltepec, fueron el escenario que daría fuerza e inspiración a tan destacado personaje, para legar una obra de gran sensibilidad y belleza. La colonia. A fines del siglo XVII y principios del XVIII, Atlangatepec despegó como una comunidad agrícola y ganadera que auguraba una prosperidad sostenida. Las viejas estancias ganaderas se fueron convirtiendo en pujantes haciendas como las de San José Atlanga, San Pedro Ecatepec, Santa Clara Ozumba y San Antonio Tepetzala. Siglo XIX La Independencia. Las haciendas pulqueras sufrieron las consecuencias de la guerra de Independencia, cuando apareció en escena el realista Coronel de la Concha quién, en el año de 1816, fue nombrado por el virrey comandante de las fuerzas especiales para combatir a Osorno. La primera medida que dictó este atribulado jefe realista, fue prohibir la producción del pulque, con objeto de cortar de tajo la entrada de dinero que los insurgentes percibían por concepto de alcabalas por el tráfico de la bebida. Osorno reaccionó dedicándose a incendiar pueblos y derribar iglesias y cuanto parapeto sirviera para defensa de los realistas. Las haciendas de Atlangatepec, si bien no todas eran pulqueras, si resintieron la disposición que los privó de una importante fuente de ingresos. No obstante que los métodos de producción no se modificaron, y que el cambio no liberó a gañanes, tlaquehuales y terrazgueros, si se inició un proceso de especialización de las haciendas, en función de los recursos que el medio les dotaba. De esa manera, las haciendas pulqueras, las cerealeras y las ganaderas fueron diferenciándose entre sí. Atlangatepec, conjuntamente con Tlaxco, Hueyotlipan, Ixtacuixtla, Españita, Sanctórum, Nanacamilpa y Calpulalpan, se dedicaron a cultivar el maguey, siendo sus haciendas fundamentalmente pulqueras, aunque, en los mismos municipios de Atlangatepec, Tlaxco, Tetla y Terrenate, se alentó la especialización ganadera mediante la producción de toros de lidia. La Reforma. En las postrimerías del siglo XIX, Atlangatepec vuelve a la condición de municipio, esperando el siglo XX con expectativas promisorias. El Porfiriato. Durante el porfiriato la producción pulquera de Atlangatepec resulta favorecida con la construcción del ramal ferroviario de Tlaxco a Apizaco. Mediante esa vía, se propicia una apertura comercial a la producción de las magueyeras cultivadas en sus haciendas, de tal modo que pueden concurrir al mercado de la ciudad de México. Es una época de bonanza para los hacendados de la región, que fincan el proceso de acumulación del capital en la explotación de los peones y magueyes, así como en la moderna tecnología aplicada. Los toros de lidia son otra fuente de altos ingresos en la hacienda de Atlanga entre otras, cuyos pastizales resultan adecuados para este tipo de ganado. Durante este largo período de la historia de México, Atlangatepec como otras poblaciones mexicanas, organizaban clubes reeleccionistas que permitieron la estancia prolongada del general Porfirio Díaz en la presidencia de la República y de don Próspero Cahuantzi en la gubernatura de Tlaxcala. Aún no se ha encontrado información que evidencie la participación de Atlangatepec en la lucha que escenificaron los pueblos del centro y del sur de Tlaxcala, contra el incremento del impuesto predial a principios del siglo XX, ni respecto a la formación de clubes antirreleccionistas. Siglo XX La Revolución Mexicana. Los peones de las haciendas de Altangatepec en un buen porcentaje se incorporaron a los contingentes de Domingo Arenas, pero ello no provocó cambios sustanciales en la región, sino hasta los años treintas, cuando el Partido Socialista de Tlaxcala promovió la formación de cooperativas de consumo y de producción entre los peones acasillados de las haciendas de Atlangatepec. Estas, ante el empuje del profundo proceso de la reforma agraria, buscan la protección legal, obteniendo certificados de inafectabilidad ganadera en 1947, cuyo efecto caducaría en 1969. Por ejemplo, la familia Rodríguez Arroyo había dividido la hacienda de Altangatepec en cinco fracciones entre familiares, con el deliberado propósito de evadir el reparto agrario, pues siempre funcionó como una unidad de producción. Sin embargo en 1963, siendo gobernador de Tlaxcala el Lic. Anselmo Cervantes Hernández, el Presidente de la República, Lic. Adolfo López Mateos, declara el 5 de noviembre, que los certificados de inafectabilidad ganadera en Tlaxcala quedan derogados definitivamente, firmando los decretos respectivos. Epoca contemporánea. Actualmente conviven en la región diferentes formas de propiedad agraria garantizadas en la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, destinadas a la producción agropecuaria de alto rendimiento, con la finalidad de acceder a nuevos satisfactores de bienestar social.
Ubicación
Gastronomía
Turismo
Clima
Fiestas
Leyendas
Ubicado en el Altiplano central mexicano a 2 500 metros sobre el nivel del mar, el municipio de Atlangatepec se sitúa en un eje de coordenadas geográficas entre los 19 grados 32 minutos latitud norte y 98 grados 12 minutos longitud oeste. Este municipio se localiza al norte del estado. El municipio de Atlangatepec colinda al norte con el municipio de Tlaxco; al sur colinda con los municipios de Muñoz de Domingo Arenas y Tetla de La Solidaridad, al oriente se establece lindero con el municipio de Tetla de la Solidaridad y al poniente con los municipios de Muñoz de Domingo Arenas y Hueyotlipan.
La gastronomía en el municipio de Atlangatepec es muy rica y variada. Así puede mencionarse su comida tradicional de feria como el mole de guajolote y barbacoa de mixiote; pollo en mixiote, ajolotes en barbacoa, caldo de carpa, carpa frita al mojo de ajo, barbacoa de carpa, carpa asada y los gusanos de maguey. Asimismo los tradicionales postres como: muéganos, buñuelos con miel de abeja, calabaza con piloncillo, pepitorias, tlaxcall, y las conservas de frutas que abundan en la región. y, como bebida, el neutle o pulque extraído del maguey.
El municipio de Atlangatepec esta incluido en la ruta Turística ?Tlaxco y el Norte?. Se ubica a 20 kms., al sur de la ciudad de Tlaxco por la carretera federal 119. En realidad, Atlangatepec cobró una gran importancia luego de que en 1537 fue asiento de los religiosos franciscanos. Además, es importante por su ganadería de lidia, fundada en 1890 por David Rodríguez ?El Cuixtle? con reses criollas y un semental miura, procedente de España. Atlangatepec, le ofrece a sus visitantes regionales, nacionales y extranjeros, lugares y aspectos interesantes para conocer y disfrutar, los cuales prometen ser un verdadero agasajo, visítelos. Laguna de Atlanga.- Esta laguna se localiza a 20 Km al sur de Tlaxco, aquí podrá practicar el veleo y la pesca deportiva, además podrá admirar la variedad de especies de aves que enmarcan el escenario de la laguna. Fuerte Apache.- Se encuentra ubicado un lado de la presa, en el km 45 de la ciudad de Tlaxcala. Este lugar promete satisfacer la diversión de sus pequeños, mientras tanto usted es agasajado con carpas pescadas en la laguna de Atlanga. Hacienda San José Atlanga.- La construcción de esta Hacienda data del siglo XVIII y XIX, se ubica por la carretera Atlangatepec-Santa Clara, en la localidad de Atlanga. Rancho Olivares.- Se localiza a un kilómetro al suroeste de Atlangatepec, en la localidad de Olivares. Hacienda San Pedro Ecatepec.- Hacienda agrícola y pulquera. Su construcción data de los siglos XVIII y XIX y se localiza a 500 metros de San Pedro Ecatepec. Anexo se encuentra la Capilla de San Pedro. Hacienda San Antonio Tepetzala Hacienda pulquera, agrícola y habitación. Se localiza por la carretera Tetla-Tlaxco, en la localidad de Tepetzala. Anexa se encuentra la Capilla de San Antonio, actualmente está en ruinas. Hacienda Tezoyo.- Construcción del siglo XIX, actualmente en ruinas. Se localiza por la carretera Atlangatepec-San Andrés Buenavista. La Trasquila.- Hacienda agrícola y de ganado bravo, su construcción data del siglo XIX. Se localiza por el entronque con la carretera al aeropuerto Apizaco-Atlangatepec. En la misma localidad se encuentra una estación de ferrocarril, conocida como estación Trasquila. Zocac.- Hacienda agrícola del siglo XIX. Se localiza por la carretera Tlaxco-Tetla, por brecha dista 3 km. Anexa se localiza la Capilla del Señor de los Trabajos
En el municipio prevalece el clima templado subhúmedo con lluvias en verano. Igualmente la temperatura promedio máxima anual registrada es de 20.7 grados centígrados. Durante el año se observan variaciones en la temperatura que van desde los 0.7 grados centígrados como mínima, hasta los 23.6 grados centígrados como máxima. La precipitación promedio máxima registrada es de 130.7 milímetros y la mínima de 6.9 milímetros.
En el Estado de Tlaxcala las danzas y la música típica tradicional, se relaciona primordialmente con las festividades religiosas paganas y con las festividades del carnaval. Ambas son parte de la identidad comunitaria e histórica del pueblo tlaxcalteca. La música y las danzas se heredan de una generación a otra ya sea como danzante o como interprete, aunque los que participan directamente son realmente grupos reducidos de personas, una gran parte de la población de cada comunidad participa tradicionalmente como espectador o colateralmente en la organización y preparación de los festejos. Festejos de carnaval.- El día 2 de marzo de cada año, se realiza el tradicional carnaval de influencia indígena. La celebración se lleva a cabo durante tres días, comenzando un domingo por la mañana y terminando el día martes de carnaval. Los huehues comienzan a bailar frente a la agencia municipal del pueblo y continúan por las diferentes calles y casas del pueblo que lo soliciten, terminando de bailar entre las 19 y 20:00 horas, lo curioso es que no hacen el tradicional remate de carnaval, que es lo más significativo de esta danza. Festejos al patrono del lugar.- En la cabecera municipal (Atlangatepec) se realizan actividades religiosas en honor al Santo Patrono del Pueblo, San Juan Bautista. La celebración inicia diez días antes del 24 de junio, que es el día principal, con el llamado novenario. El día 23 de junio, decoran el atrio y la iglesia, incluida la elaboración de alfombras de flores en el interior del templo y de diversas figuras como cruces, estrellas o la imagen de San Juan. Al siguiente día, que es el principal, a las 5:00 horas, se entonan por todos los feligreses del pueblo las tradicionales mañanitas en honor al Santo Patrón. Por la tarde se oficia la misa principal de festividad. Posteriormente se realiza una procesión por las principales calles, durante la celebración de ésta, un grupo de jóvenes va ejecutando la danza vaquera, acompañados por música de violín y guitarra, uno de los integrantes del grupo lleva un torito de cartón, que según la costumbre se quemará por la noche. Entre las 13:00 y las 16:00 horas, se lidian seis vaquillas en un ruedo improvisado, las vaquillas son prestadas por la ganadería El Paraíso, especializada en toros de lidia. Como punto final, ya por la noche (21:00 horas), se procede a la quema de fuegos pirotécnicos (castillos, corona y toritos) frente al templo. Rematando con el tradicional baile de feria, el cual se realiza en el auditorio municipal a partir de las 21 horas. En la localidad de San Pedro Ecatepec se realizan eventos religiosos en honor a San Pedro Ecatepec, Santo Patrono del pueblo. La celebración inicia el mismo día 29 de junio. Entre las 2:00 y 3:00 de la mañana se entonan las tradicionales ?mañanitas? por los feligreses del pueblo. Al medio día se realiza una misa de festividad. Por la tarde se realizan eventos deportivos, como carreras de caballos. Al igual que en la cabecera municipal se realiza la tienta de vaquillas en un rodeo improvisado. Durante el día se instalan puestos de frutas, dulces, refrescos, antojitos y el tradicional pan de feria. Como parte final de las celebraciones se realiza la quema de fuegos pirotécnicos frente al templo del Santo Patrón. La población de Zumpango festeja actos religiosos en honor a la Inmaculada Concepción. El 8 de diciembre, que es el día principal, así como el día 9 de diciembre, se entonan a las 5:00 horas las tradicionales ?mañanitas? por los feligreses, acompañados por un mariachi y una banda de música. Al medio día se celebra la solemne misa de festividad. Por la tarde, como es tradicional en toda esta región, se realiza la tienta de vaquillas frente a la escuela primaria, así como pelea de gallos en el centro del poblado. Por la noche se realiza la quema de fuegos pirotécnicos, frente al templo. En esta población no se instalan juegos mecánicos. El día 9 de diciembre a las 11:00 horas, se oficia misa en el templo, para después instalar puestos de frutas, dulces y puestos del tradicional pan de fiesta; con todo lo cual finalizan los festejos en el poblado de Zumpango.